ABONÁ CON TODOS LOS MEDIOS DE PAGOS

Kit de insumos para elaborar cerveza de estilo Belgian Saison

Incluye maltas especiales importadas y lúpulo Nugget nacional y Styrian Golding esloveno.

Levadura Fermentis Safale BE-134

---------------------------------------------------------------------------------------------

Historia

Las Saison son una cerveza ale de granja, originarias de Valonia, la parte francófona de Bélgica. Normalmente se describe como una cerveza rústica, agraria, pues era un componente esencial de la vida en las granjas. La razón reside en que en las zonas de origen era muy complicado a veces conseguir agua potable, por lo que la cerveza era una buena alternativa sanitaria.

Se dice que los granjeros elaboraban sus cervezas en invierno, de modo que pudieran fermentar y madurar en la correcta temperatura. De esta forma, podían disponer también de cerveza madura para los meses más calurosos.

Cada granja tenía su receta, aunque todas las cervezas tenían varias similitudes. Por ejemplo, todas contenían una dosis alta de lúpulo, que ayudaba a la conservación, además de distintas especias del campo, variables en función de la zona. Finalmente, era frecuente su combinación con cervezas lámbicas, a fin de añadirles acidez.

*Receta diseñada en base a estándares de la guia BJCP.

Belgian Saison

$1.700
Belgian Saison $1.700
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Silo Cervecero José Ignacio Rucci 231, Ciudadela, Buenos Aires - Atención Lun. a Vie. de 11:00 a 18:00 y Sab. de 9.00 a 13:00

    Gratis

Kit de insumos para elaborar cerveza de estilo Belgian Saison

Incluye maltas especiales importadas y lúpulo Nugget nacional y Styrian Golding esloveno.

Levadura Fermentis Safale BE-134

---------------------------------------------------------------------------------------------

Historia

Las Saison son una cerveza ale de granja, originarias de Valonia, la parte francófona de Bélgica. Normalmente se describe como una cerveza rústica, agraria, pues era un componente esencial de la vida en las granjas. La razón reside en que en las zonas de origen era muy complicado a veces conseguir agua potable, por lo que la cerveza era una buena alternativa sanitaria.

Se dice que los granjeros elaboraban sus cervezas en invierno, de modo que pudieran fermentar y madurar en la correcta temperatura. De esta forma, podían disponer también de cerveza madura para los meses más calurosos.

Cada granja tenía su receta, aunque todas las cervezas tenían varias similitudes. Por ejemplo, todas contenían una dosis alta de lúpulo, que ayudaba a la conservación, además de distintas especias del campo, variables en función de la zona. Finalmente, era frecuente su combinación con cervezas lámbicas, a fin de añadirles acidez.

*Receta diseñada en base a estándares de la guia BJCP.